.

Las reservas de combustibles fósiles

 

El 90 por 100 de la energía consumida actualmente por la humanidad pasa a través del proceso de combustión química, y la práctica totalidad del combustible empleado es de tipo fósil. Es decir un producto generado hace millones de años.

El cálculo de las actuales reservas de combustibles fósiles es el siguiente:

Carbón: 150 años. Petróleo: 42 años. Gas natural: 63 años.


En el estrato superior, Vegetación; más abajo, Turba; después, Lignito; más abajo aún, Hulla; por último, Antracita. 

 

El carbón es el combustible fósil de generación más antigua. Según el grado de pureza y cristalización que tenga, se distinguen diversas familias: antracita, hulla y lignito. La hulla tiene un poder calorífico de unas 7000 kilocalorías por kg.

El carbón fue el gran protagonista de la primera Revolución Industrial, por su uso como combustible en las calderas de las máquinas de vapor y por su utilización siderúrgica para la fabricación de acero.

Las reservas minerales de carbón son muy abundantes: tenemos para unos 220 años al ritmo actual de explotación.

Todo lo contrario sucede con el petróleo, cuyas reservas están muy concentradas en Medio Oriente, con otra gran zona de yacimientos en Centroamérica.

Su génesis fue orgánica a partir de plancton y fitoplancton, y se generó en mares poco profundos en los que se fue acumulando materia orgánica durante millones de años. 

El petróleo fue el gran protagonista energético del siglo XX, por su versatilidad y fácil transporte. Su destilación produce gasolinas, gasóleos y fuelóleos. Las reservas actuales de petróleo se calcula que son suficientes para unos 42 años al actual ritmo de consumo.

Los hidrocarburos más ligeros del petróleo constituyen su fracción gaseosa, del que el butano es el ejemplo más familiar.

Más ligero que los gases del petróleo es el gas natural, compuesto principalmente de metano. Sus reservas se estiman suficientes para 63 años al ritmo actual de consumo. Al tener muchas menos impurezas que el petróleo y el carbón, el gas natural resulta un combustible mucho más limpio.

 

Inicio de página

Otros temas sobre el futuro:

El futuro de la energía
ULSAB: pasos hacia el automóvil del futuro
Los automóviles del futuro
 

 Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

Formulario de Búsqueda

Historia de la Industria
        Amplias cronologías y desarrollo de temas históricos

Estadísticas Gráficas

Otros vínculos disponibles: