.

Informática:
Precursores españoles de la informática

La sociedad, que tiende a vivir de espaldas a la Ciencia y a la Tecnología, se ha abierto de manera espectacular a la informática. Pero son muchos los que siguen pensando que se trata de una ciencia "nueva", en el sentido de carecer de fundamentos y precursores, que en ocasiones se remontan a la antigüedad.

Isidoro de Sevilla (570-636) puede ser considerado el primer precursor español de la informática sobre todo en lo que respecta a los bancos de datos sistematizados.

Isidoro de Sevilla fue autor de una obra amplísima, en la que se tratan miles de temas. Entre sus escritos destacan las célebres Etimologías, en veinte volúmenes, donde elaboró y sistematizó los conocimientos del mundo antiguo, legándolos a la posteridad. Se trata de una sistematización extraordinaria de un inmenso caudal de conocimientos.

Ramón Lull o Raimundo Lulio (1232-1316) es otra figura medieval de alcance universal. Mallorquín de nacimiento, fue, además de fraile, matemático, alquimista y filósofo.

Retrato ideal de Ramón LLull
atribuido a Juan de Ribalta (1620)

Su obra Ars notatoria se considera el primer intento de elaboración de un proceso deductivo basado en símbolos. Es, por consiguiente, un sistema de tratamiento de información, con una clara diferenciación entre la entrada de datos, su elaboración simbólica y la salida de datos.

Página inicial de una edición del
Libro de la Orden de Caballería
una de las obras más famosas de Llull.

Batista Esteve y Ximeno (1692-1742) es un tercer nombre que encontramos. Era un comerciante valenciano de Manises que tenía unas malformaciones en las manos que le impedían escribir y registrar información con la rapidez adecuada.

Batista Esteve creó una máquina analítica para almacenar y recuperar la información sobre el precio del grano, las cotizaciones, los pedidos, etc.

La máquina funcionaba mediante un sistema de varillas y pesas, y se ha comparado con un multiábaco, que él diseñó y perfeccionó.

Leonardo Torres Quevedo (1852-1936) es otro nombre insigne. Fue considerado en Francia como "el más prodigioso inventor de nuestro tiempo".

Torres Quevedo es un precursor de la cibernética moderna gracias a sus trabajos sobre autómatas, y como sucesor de Charles Babbage (1792-1871) en lo que respecta a máquinas para calcular, ya que con su aritmómetro electromecánico resolvió por primera vez los problemas planteados por el genial precursor inglés.

Dibujo de un aritmómetro de 1883. 
Aparato para realizar operaciones aritméticas.

Junto a éstos, deben anotarse los nombres de Juan Castilla Arias (1878-1936) que creó un sistema de dirección de tiro, Francisco Campos (1885-1995) que construyó muchas y notables máquinas de cálculo, y Paulí Castells y Vidal (1877-1956) ingeniero industrial y doctor en matemáticas, que inventó máquinas analógicas para resolver ecuaciones, como las llamadas balanza algebraica y el polipasto algebraico.

Inicio de página Otros temas sobre informática:

Señales analógicas y señales digitales

Evolución de la informática

 

 Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

Formulario de Búsqueda

Historia de la Industria
        Amplias cronologías y desarrollo de temas históricos

Estadísticas Gráficas

Otros vínculos disponibles: