.

Materiales:
Los Plásticos: una visión general

La palabra "plástico" se aplica a todo material que pueda cambiar fácilmente de forma y conservarla durante un tiempo prolongado.

Desde un punto de vista más técnico, podemos decir que es un material químico, de estructura macromolecular y de carácter maleable, obtenido generalmente por síntesis de otras sustancias.

Según su estructura los plásticos se clasifican en:

Termoplásticos: el encadenamiento de las moléculas lleva a largas moléculas lineales, que fluyen bajo ciertas condiciones de temperatura y presión, pero por debajo de dicha temperatura conservan la forma que se les haya dado, en un proceso que puede repetirse indefinidamente. Son termoplásticos:

  • El nitrato de celulosa
  • El acetato de celulosa
  • El policloruro de vinilo
  • El poliestireno
  • El plietileno
  • Las poliamidas

Termoestables o termoendurecibles: las estructuras no son lineales, pues existen puntos de unión entre las cadenas de polímeros que determinan una estructura tridimensional.  Estos plásticos no fluyen por la acción del calor y la presión y mantienen siempre su forma original. Son termoestables:

  • La anilina formaldehido
  • El fenol formaldehido

La disposición química más común de los plásticos es la formada por una molécula simple -monómero- que se repite en una larga cadena: polímero. Son polímeros de este tipo o de adición, el polietileno, el polipropileno, el poliestireno, el teflón, el PVC, etc

Otra manera de crear polímeros es la llamada por condensación, en la que se unen varios tipos de monómeros distintos. De este tipo son la poliamida, la baquelita, el poliéster, etc

Una tercera forma de crear polímeros es mediante copolimerización, en la que varios monómeros distintos forman un polímero sin perder en el proceso ningún átomo, por lo que monómero y polímero son idénticos, salvo la repetición. Es el caso de las resinas vinílicas, en las que se une el acetato de vinilo con el cloruro de vinilo.

El primer plástico conocido, sin embargo, no fue artificial. Nació a partir de las investigaciones que se hicieron en el siglo XIX con la celulosa. De aquí nacería el celuloide en 1869; un material que obtuvo un éxito inmediato y que además recibió un importante premio de 100 mil dólares, que se había instituido para el primer producto con el que se pudieran fabricar bolas de billar comparables a las de marfil.

El celuloide era termoplástico y bastaba calentarla para darle una forma determinada. Por eso fue usado en muchos productos. Ahora bien, era altamente inflamable, lo que frenó su desarrollo.

Otro de los primeros plásticos fue la galalita o cuerno artificial, que partía de la caseína que se encuentra en la leche. Para conseguir este plástico se partía de queso fresco descremado, al que se le añadían plastificantes y que luego se endurecía con formaldehido.

Los plásticos suelen estar formados por largas cadenas de moléculas, en estructuras lineales o tridimensionales.

Inicio de página Otros temas sobre materiales:

El papel
La baquelita
Vinilos, acrílicos, poliésteres...
Plásticos con propiedades especiales
La era del plástico

 

 Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

Formulario de Búsqueda

Historia de la Industria
        Amplias cronologías y desarrollo de temas históricos

Estadísticas Gráficas

Otros vínculos disponibles: