.

Automóviles:
La iniciativa Pegaso

Una de las carencias fundamentales de la posguerra civil fue la automoción, que se agudizó al concluir la II Guerra Mundial, y quedar España política y comercialmente aislada en el contexto internacional.

En 1946 el INI abordó una iniciativa para paliar la carencia de camiones, elementos fundamentales en las obras necesarias para reconstruir el país. Para ello creó ENASA, Empresa Nacional de Automociones, y el CETA, Centro de Estudios Técnicos de Automoción.

Al frente de ambos puso al ingeniero barcelonés Wifredo Pelayo Ricart, auténtico genio del diseño de automóviles, que había sido desde 1936 al 46 Jefe de Proyectos en Alfa Romeo, Milán.



Wifredo Pelayo Ricart

Ricart puso en marcha ENASA, usando primero las antiguas instalaciones de la Hispano Suiza en Guadalajara, y posteriormente la nueva fábrica en Barajas.

En 1949 estaba listo el primer motor diesel de ENASA, y al año siguiente se establecía la producción de camiones Pegaso.

El CETA diseñó y produjo también un excelente coche deportivo, el Pegaso Z, que en los años 50 participó con cierto éxito en los circuitos de competición.



Celso Fernández al volante de un Pegaso Z

En 1953, con Celso Fernández al volante, un Pegaso Z batió en Bélgica el récord de kilómetro lanzado, alcanzando una media de 243 Km/h.

Inicio de página Otros temas sobre el automóvil:

La industria del automóvil en España

Eduardo Barreiros:
la ilusión por la mecánica

El impacto Barreiros en España

Los camiones Barreiros

Seguridad: airbag de cinturón

Seguridad: Control de presión de neumáticos

Renault Scenic: Radiografía general

Renault Clio: Radiografía del motor

Renault Clio: Estructura y líneas de fuerza

 

 Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

Formulario de Búsqueda

Historia de la Industria
        Amplias cronologías y desarrollo de temas históricos

Estadísticas Gráficas

Otros vínculos disponibles: