.

Ambiente:
El agujero de ozono

El agujero de ozono es un efecto global derivado de la fabricación y consumo de algunos productos industriales, como los freones o CFC, clorofluorocarbonos, que tienen un efecto de descomposición del ozono en oxígeno.

El ozono es una molécula triatómica de oxígeno, y existe en una capa alta de la atmósfera. Esta capa impide el paso de una gran parte de la radiación ultravioleta procedente del sol.

La fabricación de agentes ozonolíticos está hoy en día prohibida, aunque aún cabe usar los inventarios existentes, que se van sustituyendo gradualmente. 

A tal efecto existe el Convenio de Viena, 1985, y el de Montreal, 1987, formalizados para proteger la capa de ozono. Para ello se estableció un calendario de reducción de la producción de CFC, a partir de 1993, que llegó a  a valor nulo en 1996.

Para otros compuestos no tan críticos, como los HCFC, el periodo de extinción es mucho más dilatado, prácticamente hasta el 2020.

La imagen superior, tomada desde satélite y tratada, presenta en esquema zonas geográficas del hemisferio sur, que sirven de referencia para apreciar la situación geográfica de las zonas con mayor o menor densidad en la capa de ozono, representadas por bandas de color. 

Inicio de página Otros temas ambientales:

El efecto invernadero
El desarrollo sostenible
Recuperación ambiental en Puertollano
La lluvia ácida

 

 Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

Formulario de Búsqueda

Historia de la Industria
        Amplias cronologías y desarrollo de temas históricos

Estadísticas Gráficas

Otros vínculos disponibles: