.

Equipos:
La mecanización agraria
El arado fue la primera herramienta agrícola que generó un cambio considerable en los rendimientos de la tierra. Los investigadores piensan hoy en día que fue inventado en diferentes lugares y tiempos, aunque los primeros tal vez vieran la luz en Mesopotamia.

 El arado Oliver, movido por tracción vapor, permitía abrir surcos de hasta 85 cm de profundidad. El grabado, de 1883, lo representa en una plantación de vid.

 

En la Península Ibérica se utilizaron básicamente tres tipos de arados:

  • De garganta o romano, en el área mediterránea y central.
  • Cuadrangular o eslavo, en las zonas cantábricas y galaicas.
  • Radial, en la Lusitania.

El arado y la rueda formaron el equipamiento básico de la agricultura durante los siglos de la Antigüedad y la Edad Media. Hasta el siglo XVIII, en que empezaron a introducirse máquinas como la sembradora, inventada en España por José Lucatelo, y conocida en Europa como "sembradora española", la maquinaria a disposición de los agricultores era muy escasa. 

La Primera Revolución Industrial, iniciada en Inglaterra en el siglo XVIII, terminaría transformando las labores agrarias.

En 1771, por ejemplo, se fabricó el primer arado completamente de hierro, y a partir de entonces su perfeccionamiento fue continuo.

La transformación más radical fue la del arado brabante, con dos cuerpos que trabajaban alternativamente. Apareció en Francia hacia 1825 y enseguida se fabricaron otros con varios cuerpos.

En España las primeras fábricas de equipamiento agrícola aparecieron a mediados del siglo XIX.

Hubo una gran Exposición Agrícola en Madrid, el año 1855, que fue seguida por otras en Zaragoza, Sevilla y Ciudad Real entre 1857 y 1864.

Todas ellas sirvieron para difundir nuevos inventos y usos. La Exposición de Londres de 1851 ya había servido para traer a España varias máquinas agrícolas, que iniciaron entonces su difusión.

Los equipos incorporados a la agricultura desde finales del XIX hasta 1960 se basaron en la motorización de las tareas y se calcula que al menos multiplicaron por 10 los rendimientos.

Con el motor de combustión interna se desarrolló el tractor, que como muestra la gráfica adjunta jugó un papel central en la transformación de la agricultura.

El primer tractor de diseño actual lo desarrolló Froelich en 1892. Años después, Cassani en Europa y Caterpillar en Estados Unidos incorporarían al mismo el motor diesel.

En la España de la posguerra los primeros tractores españoles después de varios intentos con pocos resultados, se debieron a Lanz, Motor Ibérica y Barreiros.

Inicio de página Otros temas sobre equipos:

Introducción de la máquina de vapor en España 

 

 

 Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

Formulario de Búsqueda

Historia de la Industria
        Amplias cronologías y desarrollo de temas históricos

Estadísticas Gráficas

Otros vínculos disponibles: