.

Energía
Aplicaciones de la radiactividad

En nuestros días, las aplicaciones de la radiactividad son cada vez más numerosas.

La Arqueología, la Geología y la Antropología emplean métodos de datación de objetos y sucesos históricos utilizando el carbono 14 u otros isótopos, que permiten definir una edad para los acontecimientos que describen la historia de la Tierra, su clima y los seres vivos que la habitaban.

En Biología, numerosos adelantos realizados durante la segunda mitad del siglo XX están vinculados a la utilización de radiactividad. Entre los más importantes hay que destacar el funcionamiento del genoma humano y de otros animales, el metabolismo celular o la transmisión de mensajes químicos en el organismo.





La radiactividad cubre un abanico de aplicaciones tan amplio que pocas tecnologías pueden compararse con ella. Abarca desde la prehistoria al estudio del genoma o la curación del cáncer.

En Medicina la radiactividad es usada como método de diagnóstico y de curación. Sirve para entender cómo funciona el cerebro, qué acción realizan los medicamentos o si se han producido metástasis cancerosas, por ejemplo. De igual forma, las radiaciones pueden destruir las células tumorales. Los tratamientos con radiactividad curan a miles de personas cada año.

En todas las disciplinas, los radioisótopos actúan como trazadores. Mediante estas sustancias es posible "seguir la huella" que dejan en los organismos vivos, prácticamente sin perturbarlos.

La radiactividad ha permitido estudiar mejor todo lo viviente

Inicio de página Otros temas sobre energía:

La radiactividad

Centrales nucleares

 

 Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid

Formulario de Búsqueda

Historia de la Industria
        Amplias cronologías y desarrollo de temas históricos

Estadísticas Gráficas

Otros vínculos disponibles: